«En el año 2050 va a haber más plásticos que peces en el mar» “Cada minuto tiramos un camión al mar lleno de basura. Esto supone unas 10 millones de toneladas al año vertidas en los océanos; esto nos afecta a todos”, afirmaba Vanessa-Sarah Salvo, coordinadora de la Delegación Surfrider España. La tercera etapa de la Caravana sin plástico tuvo lugar el 26 de mayo bajo el título ‘¿Cómo reducir el consumo de botellas de plástico? Encuentros sobre experiencias y propuestas sobre reducción del consumo de las botellas’.

 

La escuela de arte Playground Art Center de Valencia acogía el pasado viernes la mesa redonda que forma parte de la #CaravanaSinPlástico, una propuesta de la delegación española de la asociación medioambiental Surfrider Foundation Europe. ¿Su objetivo? Mostrar a los asistentes que es posible un cambio de hábitos en el consumo. Los ponentes explicaron la situación que estamos viviendo a raíz del problema de la basura marina y plantearon también qué podemos hacer al respecto.

 

“Estamos comiendo plástico”, sentenciaba Vanessa-Sarah Salvo, coordinadora de la Delegación Surfrider España. “Los fragmentos entran en los ciclos alimenticios y pueden causarnos problemas de salud”, añadía. Y es que Salvo explicó que en Europa consumimos 994.430 toneladas de botellas de plástico al año porque bebemos 52.000 millones de litros de agua embotellada. Esto supone que somos el cuarto país de Europa que más agua embotellada produce y el tercero que más consume, lo que “nos deja en un lugar lamentable”, apuntaba. Debido a que el plástico es el mayor componente de las basuras marinas -entre el 75% y el 85% del total- la solución reside tanto en el consumidor, como en el productor y en la Administración, según explicaba Vanessa. “En cuanto a nosotros, con una cantimplora o botella reutilizable y un filtro para beber agua del grifo es más que suficiente. En cuanto a las industrias, deberían dejar de producir semejantes cantidades de envases, así somo instar a reutilizarlos y recuperarlos. Y en cuanto a la Administración está más que claro: hace falta una legislación para reducir o prohibir los productos plásticos de un solo uso”.

 

Es por esta razón que Sufrider Fundation Europe decidió aterrizar en Valencia y contar en la mesa redonda con Julià Álvaro Prat, Secretario Autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Comunidad Valenciana, puesto que entre sus proyectos está el de implantación del SDDR (Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de los envases). “Quien contamina paga, esto es lo que queremos hacer ver con este sistema”, comenzaba Álvaro. “¿A que no se ven por el suelo de la calle monedas de 10 céntimos? Pues eso es lo que ocurrirá con las botellas cuando ese sea su valor, que ver alguna tirada será muy extraño”.

El secretario declaraba que en el País Valenciano se consumen diariamente siete millones de envases y que, de esos siete, cinco millones acaban en el mar o en vertederos. “El negocio que existe con los plásticos es cada vez mayor, y ya sabemos que hay gente dispuesta a matar para mantener el negocio”, sentenciaba. “Por eso debemos frenar a estas empresas y adaptar este modelo que, no sólo no genera complicaciones, sino que beneficia tanto a los ciudadanos, como a las empresas y, por supuesto, al medio ambiente”, explicaba el secretario. “Los establecimientos cobrarían 12 céntimos en recompensa por las molestias de tener que manipular los envases, lo que supondrá una ganancia de 25 a 30 millones de euros al año. Y los ciudadanos tan sólo tendrán que devolver los envases a las tiendas para recuperar sus 10 céntimos de depósito, el mismo desplazamiento que hacían normalmente al llevarlos al contenedor amarillo”, aclaraba.

 

¿Qué podemos hacer?
Como alternativa a los envases y como modelo de botella reutilizable, los escuchantes conocieron Squeasy España. Mariona Calmary y su hermano Miquel presentaron su empresa de botellas personalizables, plegables y fabricadas con polipropileno, un material no tóxico que permite que se puedan utilizar una y otra vez. “Para fabricar una botella de 33 cl de plástico, se deben usar 40 litros de agua”, contaba Miquel. “Así que decidimos traer a España este modelo pensado y fabricado en Suiza para intentar cambiar esos números”, añadía. Gracias a las más de 23.000 Squeasy vendidas en 2016 la empresa ha ahorrado en torno a 13 millones de litros de agua y evitado la fabricación de 38 millones de botellas de plástico PET.

Como testimonio de esperanza, el coloquio contó con Alberto Santolaria, de la asociación Nakusarbe, para aconsejar a los presentes qué podían hacer ellos para mejorar la salud de la tierra. “Cuando ya somos conscientes del problema, lo primero es coger papel y boli y pensar en nuestras capacidades y en lo que podemos aportar para solucionarlo”, decía. “Muchas veces no actuamos porque no estamos preparados para asumir el peligro a largo plazo”, explicaba. “Como en el medio ambiente las consecuencias no se ven inmediatamente no tenemos una percepción real del miedo, porque no somos conscientes de la magnitud del peligro que se avecina”. Pero el peligro del plástico en los mares es tal, que en el año 2050 habrá más plásticos que peces. “Cualquier idea es buena para parar esto. Potenciar a los niños y adolescentes a que creen nuevas iniciativas, ser constantes en nuestras acciones para hacer mucho ruido, lanzar mensajes de alerta… Es la única manera de que el mundo sea consciente de que al planeta le queda poco más de un siglo de vida”, detallaba Santolaria.

En definitiva, reducir, recuperar, reutilizar… y un buen filtro para beber agua del grifo son muy buenos métodos que todos podemos poner en práctica según proponían los ponentes. Y es que como decía Alberto Santolaria: “para saber cómo está el planeta solo hay que mirar el mar, porque él es el indicador de la salud del planeta. Y con lo enfermo que está no hay tiempo que perder para sanarlo”. Al terminar el foro, Emilio Beladiez Martínez, de la asociación Bioagradables, presentó la exposición de las fotografías tomadas en la limpieza de playas de la mano de ‘La vida es ahora’ y todos pudieron degustar un picoteo de alimentos veganos y vegetarianos de lo más sabrosos.

Share Button